Sigmund Freud

“El que tiene ojos para ver y oídos para escuchar puede convencerse a sí mismo de que ningún mortal puede mantener un secreto. Si sus labios son silenciosos, parlotean con sus dedos; la traición rezuma de ellos a través de todos sus poros”

“Las flores son un descanso para la vista. No tienen ni emociones ni conflictos”

“Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla”.