Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2013

Escribir.

Imagen
A diario te escribo y te reinvento de mil formas.

Itzel S.

Buenas frases.

Imagen
Nadie enciende una lampará y la pone en un sitio oculto, ni bajo el celemín. si no sobre el candelabro, para que los que entren vean su resplandor. 
Lucas 11,33.



Frase del día.

Imagen
Las personas crean una realidad y se vuelven víctimas de ella. 

Heron Ryan.

Incertidumbres.

Imagen
¡Quiéreme! gritaba para mis adentros mientras su cabeza descansaba sobre mi ser, el silencio era la mayor de mis incertidumbres y no tenía la más mínima certeza de que escuchara mis gritos. ¿Que pensaría el en estos momentos?
-Te estoy queriendo-



Itzel S.

Verdades.

Imagen
Me acerqué como cazador a su presa, lento, sin dejar de mirarla, no había pronta huida ni escape que lo salvase de mi.  Sus ojos brillaban en miedo y una gran incertidumbre en su gran esplendor se transmitía, entonces,se hizo posible oler sus sensaciones y escuchar el miedo cobrar vida desde un lugar de su ser llamado corazón que sin sentimientos seguía su gran y rápido latir. Explotamos y ardimos en la necesidad de fusionarnos en ese momento. La verdad es que nunca dejo de correr por mis venas esa dulzura de ser una maldita.  -Esta es mi forma de decir adiós- Sonreí.


Itzel Sandoval.

Complementos.

Imagen
Había un motivo girando a nosotros, eramos un universo no tan parlante regido bajo las mismas leyes, que eran no llorar y no caer.  Yo fuerte, mi complemento vulnerable a la vista, intocable, frágil, mi otra parte, la razón para dar fortaleza. En una mirada nos descubríamos y en una sonrisa olvidábamos, fuimos el sueño eterno de un dios en algún lugar,y ahora, justo ahora estábamos juntos, abrazando nuestros olvidados mundos, sintiendo esa cosa contraria a la soledad, eso tan cálido que era el compartir.

Itzel S.

Culturas.

Imagen
Los viajes no siempre culturizan,la lectura si.

Mortales pasiones.

Imagen
Escuche la desesperación subir con vida tras los escalones y la escuche gritar casi antes de hacer sonar la perilla, sentía el ajetreado palpitar de sus corazones y no pude evitar curvar aquella malévola sonrisa de satisfacción, me sentía realizada. Sus gritos ahogados sonaron dulces para mis adentros pero a pesar de eso no podía sonreír... me encontraba insatisfecha, me gire lento para guardar más de los sonidos, las sensaciones que ellos producían, disfrute cada fracción de terror y desprecio en sus rostros...y entonces pude mirar sus ganas de asesinarme, de matarme con sus propias manos de disfrutar mis gritos de dolor como yo había hecho con aquellas miserables almas. Alcé mis brazos y se abalanzaron sobre mi. ¿Que más daba yo ahora? Era plena.
20 de Abril.
Su alma imploraba mis palabras, una sola respuesta. Sus palabras exigían saber, dulces, amenazantes  fuertes, desesperación....yo solo... disfrutaba. -No piensas decir nada?- la verdad es que me divertía más imaginar lo aburrid…