Rayuela...

Si hablamos de Rayuela, hablamos de arte. Julio Cortázar realmente nos sorprende con esta obra que lees y vuelves a leer quedando enamorado. Algunas buenas frases:

Sacas una idea de ahí, un sentimiento del otro estante, lo atas con ayuda de las palabras y resulta que te quiero.

Y si estamos destinados a no ser, ¿Por qué la vida te sigue poniendo en mi camino?


"Mi diagnóstico es sencillo, sé que no tengo remedio...


 “te quie-ro te quie-ro te quie-ro. No una explicación: verbo puro, que-rer que-rer” 

 La vida había sido eso, trenes que se iban llevándose y trayéndose a la gente mientras uno se quedaba en la esquina con los pies mojados, oyendo un piano mecánico y carcajadas manoseando las vitrinas amarillentas de la sala donde no siempre se tenía dinero para entrar.

Qué es el recuerdo sino el idioma de los sentimientos, un diccionario de caras y días y perfumes que vuelven como los verbos y los adjetivos en el discurso, adelantándose solapados a la cosa en sí, al presente puro,
entristeciéndonos o aleccionándonos vicariamente hasta que el propio ser se vuelve vicario. 


Déjame entrar, déjame ver algún día como ven tus ojos.

Pobre amor el que de pensamiento se alimenta