Ríos del alma.

Y entonces, sus pequeños ojos se llenaron de lagrimas creando un rio en sus mejillas que moría en la cama donde muchos otros habian desembocado antes.