Fragmentos.

Lo bonito de ti, es que puedes caminar sin que te interese un poco si alguien viene pisándote los pasos. Que te sientas en la acera a mitad del viaje porque estás cansada, mas no porque viajas sola. Lo que me gusta de ti, es tu independencia y tu coraje al hablar. Qué triunfo ganaría aquel que pueda callarte. Y que maldición también. Me gusta tu decisión y las noches que pasamos haciendo el amor hasta el amanecer. Me gusta que el otoño se sienta cada vez que el aire visita por debajo tu vestido. Y me gusta el lunar que hace lugar en tu espalda. Me gusta tu rebeldía… y tu imposibilidad.

Estefanía Mitre