El chico de la mirada misteriosa.

No hay mejor cosa que el verle feliz
 una sonrisa iluminándole el rostro,
 ojos chispeantes de alegría,
y la dulce melodía que emite su risa,
 como no quererle ahora y ayer,
si su ser es un dulce,
no quiero despertar sin quererle
si es usted la vida,
si es usted hogar
si sus brazos son guarida
y sus besos curan cualquier mal,
Misterio de mi vida, sea feliz,
quierame usted sin moderación
le estoy invitando a ser un alma,
seamos un latente corazón.


Itzel Sandoval